ENTREVISTA A JEFF MCBRIDE

Jeff Mcbride es uno de los magos más conocidos del S.XX. Su número «Mask, Myth & Magic» conjuga magia, teatro kabuki, manipulación y percusiones en una de las composiciones más originales que pueden presenciarse en un escenario. Es también director y profesor de la Magic & Mystery School y ha grabado varios DvDs compartiendo sus técnicas e ideas con la comunidad mágica.

¿Quieres saber más? En ElTaumaturgo.com te lo contamos…

P. Voy a comenzar con una pregunta un tanto críptica, espero que no te importe. Siempre he creído que hay mucha “magia” en tu magia. ¿Cuál es el camino para sobrepasar la mera exhibición mágica y lograr una experiencia emocional completa?

R. Los trucos entretienen al cerebro como si fuesen puzzles. Para llegar al público a niveles más profundos, tenemos la obligación de meditar sobre los distintos elementos que componen una experiencia teatral emocionalmente potente. Creo que el buen mago se las arregla para llevar al público más allá del entretenimiento personal, hacia una experiencia emocional más profunda.

En la Magic & Mystery School en Las Vegas ayudamos a nuestros alumnos a transportar a su público lejos de lo mundano, en busca de la experiencia de lo milagroso. Esto requiere condiciones muy especiales por parte del mago.

Por ejemplo:

  • Entender y controlar el espacio escénico y la habilidad de adaptarse a las circunstancias de la actuación en todo momento.
  • Excelencia e, incluso, maestría, en los apartados técnicos de la magia. Sin una técnica excelente, el público no podrá experimentar la magia.
  • Consciencia total del funcionamiento de la mente de los espectadores para saber cómo se crea en ellos la experiencia mágica y, consecuentemente, la habilidad necesaria para guiarlos en su viaje mágico.

La combinación de preparación física, mental y técnica crea el contexto que permite experimentar el milagro mágico.

P. Otra cosa que me llama la atención de tu magia de escena es la forma en que manejas la cuarta pared (incluso en tu número de manipulación). El público está en todo momento involucrado en lo que haces. ¿Puedes hablarnos de esa conexión?

R. Una de las enseñanzas más importantes que compartimos en la escuela es cómo transformar un público compuesto por “testigos individuales objetivos” en un grupo cohesionado de “sujetos participantes”. Una de las mayores virtudes de un espectáculo mágico es que provee la posibilidad de romper la cuarta pared y puede involucrar directamente a los espectadores, creando así una experiencia compartida.

La gente apoya lo que ayuda a construir, ya sea un partido político, una ONG o una experiencia teatral. Si la gente está integrada y tiene su energía puesta en la actuación, se sentirán “parte de la experiencia”. Creo que aquí radica la diferencia entre un espectáculo cualquiera y uno memorable.

P. Creo que los espectadores siempre deberían salir de un espectáculo con algo en lo que pensar o alguna sensación nueva recién experimentada, ya que el mago ha actuado como guía en un viaje hacia lo desconocido. Como guía, ¿tus espectáculos contienen algún mensaje especial o algo que quieras que se lleven los espectadores al terminar?

R. En primer lugar. No hay “un tipo de público” o “un tipo de mensaje”. El mensaje varía con la mentalidad de los espectadores. Mi experiencia me ha llevado a pensar que hay dos tipos de espectadores. Están los espectadores “pensadores” y los espectadores “bebedores”. Existe una gran diferencia en la habilidad de estos dos tipos de espectadores a la hora de experimentar la magia en un nivel teatral “más profundo”.

  • El público “pensante”: Esta gente viene al teatro para disfrutar de un tipo concreto de entretenimiento mágico. Casi siempre se sientan en un espacio que entienden como teatralmente formal, a veces tienen programas impresos con lo que pueden leer antes del espectáculo y generalmente no se sirve ni alcohol ni comida durante la función. Este público suele buscar disfrutar de la magia a un nivel más profundo, no como mero entretenimiento. Son el tipo de gente que se puede encontrar en teatros, grupos de trabajo, retiros, eventos corporativos… muchos de ellos vienen a los eventos y espectáculos de la Magic & Mystery School. Están preparados para sumergirse en la experiencia mágica.
  • El público “bebedor”: Estos son los fiesteros y el tipo de público que nos encontramos en fiestas privadas, cenas de empresa, conciertos, pubs y eventos similares. Muchas veces no van al lugar de la celebración esperando ver un espectáculo de magia. Quieren socializar, divertirse y olvidar temporalmente sus trabajos, responsabilidades y otros agobios de la vida cotidiana. Son fiestas en las que se suele comer y beber durante la actuación (o justo antes), y en las que los tiempos de atención son más cortos. Son el público para el que suelo actuar en los casinos de Las Vegas. Tienen jet-lag, están sobreestimulados y generalmente han bebido demasiado. NO están preparados para detenerse a pensar profundamente en la magia o abrirse emocionalmente, dado sus estados alterados de conciencia.

Ahora que tenemos una buena definición de los distintos tipos de público para los que trabajo, podemos pensar en la pregunta inicial. Mi deseo es proporcionarles una experiencia que mejore su estado mental del momento. Intentaré retar al público “pensador” a pensar más profundamente. Con el público “bebedor” actuaré de otra forma. Crearé una experiencia de liberación catárquica que les permita divertirse, relajarse y celebrar.

P. Actúas regularmente en el Wonderground y en grandes teatros, pero está claro que todo camino empieza con los primeros pasos. ¿Cómo fueron tus primeras actuaciones? ¿Echas de menos algo de esa época? ¿Cómo se ha desarrollado tu personaje escénico desde entonces? ¿Cómo mantienes la pasión trabajando tanto? Espero que no sean demasiadas preguntas en una misma frase…

R. Comencé en la magia de un modo muy convencional. Como casi cualquier mago, actué en fiestas privadas, ferias, carnavales o fiestas escolares. No echo nada de menos de aquellos tiempos porque todavía actúo de vez en cuando en esos eventos; hay cosas que nunca cambian.

A lo largo de los años me vi actuando para públicos cada vez mayores, así que mi magia debía parecer “más grande”. Tampoco tenía todo el dinero necesario para comprar grandes aparatos, así que tuve que crear un estilo personal que hiciese que la manipulación se viera impresionante en un escenario. Mi personaje, vestuario y música se volvieron extremadamente teatrales, excesivos, “más allá de la realidad”. Experimenté con muchas disciplinas teatrales y las combiné con mi magia: artes marciales, cambio rápido de vestuario, danza, mimo, máscaras y percusión.

Mantengo la pasión trabajando con los estudiantes de la Magic & Mystery School; su entusiasmo es contagioso e inspirador. También disfruto trabajando mano a mano con los profesores de la escuela planeando y llevando a cabo nuestras clases tanto en vivo como a través de internet. Por último, también me revitaliza actuar cada mes en el Wonderground, porque me he retado a presentar algo nuevo en cada espectáculo. Cuando no estoy trabajando, viajo para estudiar aprender cómo fuincionan otros grupos de trabajo y descubrir nuevas formas de enseñar. Así descubro distintos modos de inspirar y enseñar. Creo que he redirigido mi pasión por la magia y nutrido mi creatividad aprendiendo a ayudar mejor a los demás.

P. El Wonderground parece un proyecto muy ambicioso (danza, poesía, magia, malabares, música en directo) y una gran experiencia para aquellos afortunados de poder asistir. ¿Cómo se te ocurrió la idea de montar algo así?

R. El Wonderground es la constatación de una visión que tengo desde muy joven. Siempre he disfrutado de crear con otros y, al trabajar en equipo con un colectivo de artistas, nos obligamos a superar nuestras limitaciones personales y llevar nuestra creatividad más allá de las barreras que nos hemos autoimpuesto.

En mi adolescencia y juventud, viví en Nueva York, donde formaba parte de un grupo de artistas llamado Le Clique Fantasy Players. Actuábamos cada semana en fiestas privadas, clubs y discotecas. Muchas veces teníamos que presentar una nueva temática semanalmente (fiestas de carnaval, tropicales, terror, selváticas…). Fueron tiempos locos de muchísima creatividad y que nos llevaron a ser capaces de improvisar y crear espectáculos elaborados con poco tiempo, dinero, y ensayo. Esto me preparó para estudiar teatro, pantomima y, especialmente, improvisación, de un modo más formal. Todas esas habilidades confluyen en el Wonderground. ¡Creamos un espectáculo nuevo cada mes!

El show dura casi cuatro horas y hay magia y actuaciones en todo el local, casi sin descanso. Hay una sala de magia de cerca, magia de bar, de cóctel, de salón, de escena, instalaciones artísticas, pintura en vivo, lectura de tarot, pintura corporal, espectáculos de variedades, ¡ah! Y danza del vientre, ¡no olvides la danza del vientre!

P. Eres el fundador y presidente de la Magic & Mystery School. Con la cantidad de información de libre acceso circulando para el interesado en la magia, ¿cuáles son los beneficios de un aprendizaje en vivo, como el que provee la escuela?

R. Bueno, en realidad, proporcionamos tanto clases en vivo como a través de internet a todos los que tengan un interés verdadero en la magia. Si vives en España, puedes estudiar con nosotros igualmente, marcando tus propios tiempos y cuando tengas la oportunidad, puedes unirte a nosotros en Las Vegas. Pero lo importante es que llevamos en la vanguardia de la enseñanza mágica 22 años. Ofrecemos clases magistrales especiales para algunos de los magos más importantes del mundo, filósofos y educadores. Ya sea presencial u online, trabajamos para ayudar a que todo mago alcance su máximo potencial en el arte de la magia. Es más, si un alumno desea tener un mentor personal, sólo tiene que venir a una de nuestras clases y hablar con él. Hay un beneficio increíble en recibir una educación mágica con profesionales instruidos que entiendan tu nivel, expectativas e, incluso, limitaciones. Un profesor bien preparado puede acelerar tu crecimiento mágico de un modo que sería imposible para un libro, un DVD o incluso internet. ¡La magia es un arte vivo!

P. Escribo desde España, muy lejos de Las Vegas (donde radica la escuela). Aún así, desde aquí podemos acceder a la enseñanza online de la escuela. ¿Qué nos podemos encontrar si comenzamos con nuestra educación a distancia?

R. Si quieres ser mejor mago, puedes hacerte miembro de nuestra escuela a distancia, lo que te dará acceso a una enorme cantidad de contenido online, e incluso a contenido online en vivo interactuando con el profesorado: Eugene Burger, el Dr. Lawrence Hass, George Parker, Tobias Beckwith y Bryce Kuhlman. Haz una visita a www.mcbridemagic.tv para disfrutar de algunos de nuestros programas de enseñanza y registrate para acceder a mucho más contenido. También te permite chatear en vivo con magos de todo el mundo que comparten excelentes consejos.

Para poder ver todo el material online, entra en www.magicalwisdom.com. Allí encontrarás toda la información disponible sobre nuestra escuela en Las Vegas y las opciones para aprender a distancia. Verás también nuestra revista digital, The Secret Arts Journal.

No quiero olvidarme de mencionar que también ofrecemos episodios online de nuestro programa de televisión digital: Mystery School Monday. El profesorado de la escuela lleva, desde enero de 2011, creando un programa semanal de una hora de duración para los estudiantes de todo el mundo. Cada episodio se centra en un tema concreto de nuestro arte; magia de calle, psicología de la magia, magia con historias, magia corporativa… entre muchísimos otros. Puedes ver varios episodios de forma gratuita y, cuando te hagas miembro de la escuela, podrás acceder a todos los que hemos grabado hasta ahora (más de cien episodios).

P. Recientemente has publicado tu libro, The Show Doctor. Como editor, no puedo evitar preguntarte por el libro. En el libro podremos encontrar magia de cerca, escena, mentalismo y gran cantidad de entrevistas. Aún así, lo más importante son los 48 capítulos en los que das tus consejos como Show Doctor. Por favor, cuéntanos lo que podemos aprender leyendo el libro.

R. Llevo 25 años enseñando magia. También me he dedicado a enseñar a mucha gente cómo aprender de los fallos y cómo convertirse en mejores magos. The Show Doctor está plagado de consejos prácticos, tomados de la vida real para evitar a cualquier mago perder más tiempo del necesario experimentando errores en su desarrollo mágico. En el libro también puedes encontrar muchos efectos no publicados anteriormente de mentalismo, magia de cerca, de escena, manipulaciones e ilusiones de escenario.

 

P. El libro también cuenta con una gran edición digital diseñada para iPad. De hecho, creo que es el primer libro creado para aprovechar las virtudes del iPad. ¿Crees que ese es el camino que va a tomar la literatura mágica?

R. Soy un amante de los libros y siempre disfrutaré del placer del papel en las manos, pero aún así, poder incrustar vídeos en un libro tiene muchas ventajas. La portabilidad y comodidad en el manejo también es algo fundamental en esta época. Estas virtudes ya suponen un gran avance respecto a los libros tradicionales.

Ricardo Sánchez
Editor de Mystica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *