ENTREVISTA A MAGOMIGUE

Artista inquieto y polifacético. Músico, actor, mago, y no por ese orden. Campeón mundial de cartomagia, Inhumano y dramago. Soñador de GranHada con un chasquido de dedos y un Hocus Pocus (como el festival que comienza el próximo 20 de noviembre). Poeta de lo insólito. Miguel Puga o MagoMigue. ¿Es para comérselo o no es para comérselo?

¿Quieres saber más? En ElTaumaturgo.com te lo contamos…

P.- ¿Qué le ha dado la magia a Miguel Puga?

R.- Mucho más que yo a ella, eso seguro. El arte de la magia me ha dado todo lo que poseo, en varios sentidos: una gran familia de amigos y artistas, un placer maravilloso al seguir descubriendo nuevas ideas y propuestas, la posibilidad de conocer culturas diferentes a la nuestra, viajes, comidas riquísimas… Y, sobre todo, la capacidad de mantener la llama de la ilusión viva.

P.- ¿Cómo definirías tu magia y tu filosofía mágica?

R.- Hace tiempo que definí el arte de la magia como la poética de lo insólito. Desde ese punto de vista, trato de hacer una magia que no sólo provoque el asombro, que lo doy por algo elemental en nuestra disciplina, sino también la evocación de otras imágenes y planteamientos estéticos, consiguiendo diferentes emociones. La magia es una manera de vivir, no sólo conocer unos cuantos efectos y secretos. Requiere una alta dosis de autocrítica, a veces insoportable.

P.- ¿Qué tratas de transmitir a los espectadores con tu magia y tus espectáculos?

R.- Al igual que otros magos, como René Lavand, la belleza del asombro. Con esta expresión René y yo dimos nombre a su debut teatral en España en HocusPocus Festival 2002 y resume lo que debemos transmitir en un espectáculo de magia.

P.- ¿Quiénes son las tres personas que más han marcado tu carrera mágica y teatral? ¿Y las tres obras que más lo han hecho?

R.- En el aspecto mágico, Miguel Aparicio, Juan Tamariz, Arturo de Ascanio y René Lavand, principalmente. En el teatral, Fernando Cobos, Miguel Molina, Emilio Goyanes y otros muchos artistas me han influido sensiblemente.

Y, en cuanto a las lecturas de referencia, destaco sobre todo La Vía Mágica de Juan Tamariz, La Magia de Ascanio de Arturo y Neo-Magic Artistry de S.H. Sharpe.

P.- ¿Qué punto marca tu Premio FISM 2003? ¿Cómo vives ese momento y qué supone para ti?

R.- Fue, obviamente, una gran alegría. Había trabajado duro durante muchos años y fue un bonito reconocimiento del sector. Incluso actualmente, en todas las partes del mundo donde trabajo, siempre hay magos dispuestos a compartir unas magias conmigo… Ese es el mejor premio.

P.- ¿Cómo es tu proceso de creación de juegos, rutinas, de espectáculos?

R.- Más que para crear juegos, considero que estoy más dotado para la creación de rutinas y espectáculos. Aunque he descubierto a lo largo de los años algunos detalles interesantes en ciertos juegos… En mis espectáculos normalmente comienzo buscando una idea que pueda conectar y sostener una dramaturgia concreta y, a partir de ahí, busco efectos que me ayuden a contar y sentir experiencias coherentes con esa idea. Respecto a los juegos, suelo hacerlos muchísimo a diferentes perfiles de público para captar sus vivencias y poder redondear la experiencia.

P.- ¿Cúal es la clave para combinar magia y humor de forma adecuada?

R.- Ni idea. Pero creo que hay algo que se debe tener: sentido del humor.

P.- En muchos de tus espectáculos hay referencias al cine, a la música, a la literatura… ¿Cómo crees que potencian la magia? ¿Por qué no es algo tan habitual?

R.- Ese es mi estilo de trabajo y creo firmemente que aporta más que resta. En el mundillo profesional es lógico que haya menos trabajos en la línea de los que presento, pues requieren inversión económica y tiempo, así como trabajar en equipo y pensar no sólo en las técnicas mágicas, sino en las teatrales. Pero creo que cada vez hay más artistas que utilizan conscientemente el arte dramágico de diferentes maneras: Jorge Blass, Yunke, Piedrahita, Jandro, Mag Lari, Magoo, etc… Precisamente, sobre este concepto del «arte dramágico» estoy escribiendo unos artículos en la nueva revista mágica El Sapo Alquímico.

P.- ¿En qué estás trabajando en este momento? ¿Veremos un libro con la magia de MagoMigue?

R.- Estoy preparando dos espectáculos, uno de teatro y otro de cartomagia: MagoMigue ALLEGRO y KartaSutra, respectivamente. También en una serie de cuentos ilustrados junto a Idígoras y Pachi, que me hace especial ilusión, y en un libro que recoge mis ideas y espero vea la luz en 2014.

P.- ¿Qué echas en falta en el actual panorama mágico, especialmente en España? ¿Y qué es lo que más valoras?

R.- Por un lado, sigo echando en falta más unidad, en general. Creo que, con excepciones, vamos todos a nuestra bola y la envidia sigue siendo el deporte nacional.

Por la parte positiva, valoro sobre todo que, por fin, hay mucha gente joven que está aportando muy buenas ideas y que la magia española ya tiene otra buena generación, como sucedió con la mítica de Tamariz, Ascanio, etc… Tenemos savia nueva y muy buena que ha aprendido de los maestros. No hay más que ver el impacto que estamos teniendo fuera de España: Yunke, Blass, Rubiales, Woody, DaOrtiz, Gea, Benítez, Pareras y servidor, entre otros. Es mérito de todos, lógicamente.

P.- ¿En qué ha cambiado el HocusPocus Festival en estos 12 años de existencia?

R.- Tenemos más experiencia. Han cambiado personas que trabajaban para el festival pero el espíritu, la idea principal de dignificar nuestro arte ante la sociedad, sigue intacto. También han cambiado los presupuestos, muy recortados en nuestro caso, por eso no pudimos celebrar, entre otras cosas, las Hocusjornadas en las últimas ediciones. Pero este año nos hemos organizado y estamos orgullosos de volver a ofrecerlas a la comunidad mágica. Seguimos manteniendo una programación algo distinta a lo que se puede ver en el resto de eventos mágicos.

12.- ¿Y qué es eso que le diferencia de otros festivales similares?

Pues, por ejemplo, que ofrecemos exposiciones, talleres, conferencias (exclusivas para magos y otras para todos los públicos), galas y espectáculos unipersonales desde el primer año, algo en mi opinión absolutamente necesario.

La imagen está muy cuidada. Tratamos de huir de los tópicos mágicos (conejo, paloma, varita, chistera, estrellitas, glitter…) y proporcionamos un trato absolutamente profesional en todos los aspectos a los artistas. También ayudamos a la difusión de los demás eventos nacionales. Y todo ello en la mágica GranHada. Pero, por supuesto, más que diferencias con otros eventos, guardamos muchas similitudes. Estamos todos remando en la misma dirección.

13.- ¿Qué quieres aportar con este festival?

Otra manera de disfrutar de la magia y colocarla en la agenda cultural real. Eso se ha conseguido en esta ciudad, donde los padres dejan a sus hijos con un canguro para ir a ver magia, algo inconcebible hace no tanto.

14. ¿Por qué la Escuela de Artes Mágicas de Andalucía?

Es un proyecto largamente meditado, no surge de la improvisación ni del oportunismo, como he llegado a oír. Creo que la formación es algo esencial para mejorar la calidad y, simplemente, estamos trabajando en hacer realidad lo que de niño yo no pude disfrutar.

15.- ¿Cuáles son los objetivos de la Escuela? ¿Cómo va a funcionar y qué le va a diferenciar de otras escuelas?

Los objetivos son claros: promocionar y difundir el amor a la magia como sistema de conocimiento. Funciona en varios niveles: talleres para jóvenes y niños y cursos progresivos para adolescentes y adultos. También habrá clases especializadas en diferentes materias mágicas. La diferencia con otras escuelas es que ésta es una Escuela de Autor, en la línea de la Escuela de Ana Tamariz, es decir, la dirección y organización de contenidos responden a nuestra manera de entender el arte de la magia. Y lo cierto es que, tras 4 años de experiencia en la docencia, empieza a dar sus frutos. ¡Actualmente tenemos 130 alumnos!

16.- ¿Qué opinas de la proliferación reciente de escuelas y cursos de magia? ¿Crees que vienen a hacer la función que, en parte, antes tenían las Sociedades de magos?

No creo que sean un sustituto de las Sociedades Mágicas. Más bien se ocupan de una actividad que estaban asumiendo los clubes sin estar realmente capacitados para ello. El que haya ahora más proliferación de cursos, talleres y escuelas es lógico pues somos muchos más magos profesionales y aficionados que hace 30 años. Sin embargo, eso no significa que la calidad sea la misma en todos los proyectos. Últimamente podemos comprobar que proliferan cursos, desde mi punto de vista, de dudosa seriedad, independientemente que estén dirigidos a niños o adultos. Por el contrario, existen proyectos excelentes que incluso interesan al ámbito universitario o museístico, como es nuestro caso.

 Javier L. Noriega. Madrid
Fotografías: Cedidas por Miguel Puga y Magicana.

One Response to ENTREVISTA A MAGOMIGUE

  1. […] Conocimos a Aldo hace diez años, en el III Hocus Pocus Festival 2004 organizado por nuestro internacional Miguel Puga. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *