CUBILETES DE COBRE ¿LIMPIAMOS?

¿Quieres conocer un método infalible para limpiar tus cubiletes de cobre? Iván Carrero, La Chistera de Oro, nos cuenta su secreto.

¿Quieres saber más? En ElTaumaturgo.com te lo contamos…

Hoy en este pequeño artículo quiero compartir una idea, un pequeño detalle para todos los magos amantes de los cubiletes.

cubi1
Imagino que habrás notado que tras haberte comprado esos cubiletes de cobre que tanto querías tener, poco a poco, con el ensayo, se van tiznando y van perdiendo el color que tenían. Yo, en un principio, no lo entendía, porque ensayaba con las manos limpias y por mucho que los limpiaba con un paño seguían prácticamente igual.

Hasta que me explicaron que no era suciedad sino que el cobre se oxida con el oxígeno, cosa que te puede parecer obvia pero en ese momento es lo último que piensas. Ahora que ya sabía por qué se “manchaban” tenía que averiguar con qué limpiarlos, cosa que no me costó demasiado ya que pensé que si era óxido con cualquier tipo de limpia metales saldría. Y así hicé, usé varias marcas, con unas tenías que frotar más que con otras, pero acababas teniendo un resultado similar con el que estaba bastante contento. Hasta que descubrí lo siguiente…

cubi2

Como estudiante de hostelería, un día en clase estábamos hablando de la historia de la cocina y salió el tema, que ahora es muy valioso, del material de cocina que se usaba hace tiempo de cobre, el cual se dejó de usar porque era muy peligroso. El peligro que entrañaba es que estos materiales debían tener un buen estañado por dentro, en cuanto este se picaba, el cobre estaba en contacto con los alimentos y era contaminante para estos. Y había que mandar a estañar ese cazo, lo cual era bastante caro. Entonces hablaron de cómo limpiar esta utillería y batería de cobre por si algún día nos era necesario.

La fórmula secreta es vinagre, pimentón y sal gorda o, si en su defecto no tienes, puedes usar sal fina. ¿Adivináis lo que hice aquel día nada más llegar a casa? Preparé la mezcla y los cubiletes quedaron mejor que el primer día.  En la foto siguiente podéis ver los dos cubiletes limpios y el de la derecha sucio para que veáis la diferencia, aún así en la foto no se aprecia todo lo que se aprecia en vivo.

cubi3

A la hora de hacer la mezcla no hace falta grandes cantidades: un par de chorros de vinagre, una cucharada de sal y el pimentón se lo añades en función del color que le quieras dar al cubilete. Otra forma, que es la que yo uso, es preparar una mezcla un poco mayor y guardarla en un bote de cristal para así tenerla lista siempre. De esta manera no tengo que estar haciéndola cada vez que limpio los cubiletes.
cubi4
Muchas gracias espero que os haya sido de utilidad, mi nombre es Iván Carrero y disfrutar de vuestros cubiletes limpios.

Saludos mágicos.

La Chistera de Oro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *