Entrevista a Paco Agrado

Hoy me siento a hablar con Paco Agrado. Por si alguien aún no lo conoce, este joven mago extremeño es una de las grandes promesas nacionales.

Ganador del Gran Premio FISM Latinoamérica 2011, concursó con 18 años en Londres en los campeonatos del mundo de magia FISM 2012.

En  2014 comenzó de forma definitiva su andadura profesional, aparcando su carrera universitaria y organizando el congreso nacional de Cáceres.

¿Quieres saber más? En El Taumaturgo te lo contamos…

Tras hablar un poco del guión audiovisual y sus posibles conexiones con el mundo del ilusionismo, comienzo preguntándole por una de las cosas que más me llama la atención de su página web y es la influencia que recibe de la poesía y el rap.

A esto me responde con una cita de un maestro, Gabi Pareras, quien le señaló que en magia existen tres canales de información: el objeto, el gesto y la palabra. Por tanto, cualquier manifestación artística en la que la palabra tenga un peso importante (como es la poesía y el rap) tiene por fuerza que ayudar en la comunicación mágica. Y además, ambas sirven para desarrollar el sentido del ritmo, otro punto importante en la magia.

5

A continuación, le pregunto por sus inicios el ilusionismo.

Afirma que estos fueron bastante atípicos. No le regalaron una caja de Magia Borrás, ni su abuelo le hizo un juego, ni vio ningún mago de pequeño que le atrajera especialmente (de hecho señala que vio alguno, pero no le pareció nada apasionante).

Comenzó encontrando un libro por Internet mientras buscaba para un trabajo de clase (libro que no entendió ni por asomo, ya que incluía técnicas avanzadas) y tras esto se dedicó a buscar vídeos en YouTube, que le fascinaron (aunque señala que actualmente a cualquier mago medianamente avanzado le resultarían horribles).

También señala que en Extremadura, cuando él comenzaba,  no había mucha magia, por lo que no contó con un mentor desde sus inicios. Eso le llevó a aprender de manera desordenada, pero también le permitió desarrollar un estilo más personal.

Su primera actuación la realizó en la comida de fin de año de su escuela de kárate, con una versión de los aros ninja. En estos momentos ya tenía un gran cuidado por la sensación de lo imposible, por lo que realizaba cambiazos finales a fin de que el material final pudiera ser examinado por los espectadores.

Posteriormente, en el Círculo Mágico Internacional Don Bosco, realizó su primera gran actuación, frente a 200 personas.

 

Tras esto, paso a preguntarle acerca de su experiencia en los certámenes de magia.

A los 15 años comienza a pensar en presentarse, dos años después de comenzar a hacer magia. Estudia las rutinas tipo, las reglas de los concursos…  y acaba montando una rutina con la que gana el segundo premio en Balongo (aunque añade que al presentar este mismo número más tarde en el nacional de Coruña, queda último).

En los años siguientes continúa trabajando en este número presentándolo a dos Festivales Ascanio y es con el que gana el Flasoma en 2011 y se presenta al FISM 2012.

Sin embargo, después del FISM, decide abandonar los números de concurso, ya que considera muy frustrante poner durante dos o más años energía en un número que luego no se puede realizar en casi ningún sitio. Aquí hace marca una diferencia entre los números de escena y los de cerca, debido a que los primeros luego pueden venderse, ya que en los teatros se pueden recrear las condiciones necesarias, esto no es así en los de cerca.

Por todo esto, no recomienda presentarse a concursos a gente que está empezando, ya que piensa que es mucho más rentable utilizar el tiempo y energía que requiere en estudiar, conocer buenos magos, actuar…

Igualmente afirma que, si tuviera que hacer ahora un número de congreso, lo haría con actos que realiza en su show.

1

Pasamos a hablar acerca de la especialidad en la magia, preguntándole si tiene alguna y su opinión al respecto.

Me contesta que, aunque sobre todo practica cartas, trata de salir de este elemento “tan seguro para los magos”.  Prueba de ello es el número de escena en el que está trabajando actualmente.

Asimismo afirma que, aunque cree que la especialización es algo necesario a lo largo de una carrera, en las primeras etapas podría no ser conveniente, ya que entre todas las especialidades hay vasos comunicantes (algo que aprendes en cartas te puede servir para esponjas… y similar).

 

Paco ha actuado en casi todas las salas de magia de cerca de Madrid (aún sin ser de aquí), por lo que aprovecho la ocasión para preguntarle acerca de su visión del mercado mágico actual.

Señala que en Madrid hay una gran oferta de espectáculos de magia, “cada fin de semana puedes ver decenas de shows distintos”. Por ello, para poder vivir de la magia, es fundamental tener un gran trabajo sobre la marca personal. “Tienes que estar en la mente de la gente”.

Aunque reconoce que ahora mismo él no realiza un gran trabajo en su marca, publicando fotografías en redes sociales y similar, cuando le señalo su elevada cantidad de actuaciones me recuerda la letra de una canción de rap, que dice “Hacerlo bien es la mejor promo”. Una verdad innegable. Igualmente admite que hay que ser un poco comercial en los efectos.

Hablando del mercado mágico general, afirma que “Hay que generar cultura mágica”. Y como prueba de ello, el hecho de que las salas que ya han conseguido generar esa cultura se llenan en todas las actuaciones, sin saber incluso los espectadores quien actuará esa noche.

Igualmente señala que existe una idea social de que la magia es un espectáculo para niños, que no es un arte. Cuando haces magia a adultos, muchos de ellos se sorprenden y afirman que pensaban que la magia era otra cosa. Los espectadores adultos no están acostumbrados a ver espectáculos de magia, pero los que van, repiten, porque les encanta.

 2

Encaminando la recta final de la entrevista, le pregunto por su peor experiencia en una actuación, a fin de que la gente que está empezando y tenga alguna mala experiencia vea que incluso los más grandes tienen malas actuaciones

De manera decidida elige su anécdota. En la graduación de Bachillerato, después de haber ganado el Gran Prix, preparó una pequeña actuación con tres juegos, incluyendo uno en el que utilizaba una guillotina con la profesora como ayudante. Y en el momento de sacar la guillotina, esta se desmontó permitiendo ver al público todo el mecanismo de su interior.

Pero, pese a lo aparatoso del fallo, siguió adelante con la actuación y cuenta orgulloso que parte del público no se dio cuenta de que era un fallo. Afirma que, tras un fallo, siempre hay que seguir adelante, y que las actuaciones están plagadas de pequeños fallos, pero si has ensayado y estás concentrado, aprenderás de estos. (Señalar que con fallo se refiere a cosas como que se te olvide de realizar un cruce de miradas en el momento correcto.)

4

Por último, le pregunto por sus nuevos proyectos.

Actualmente está realizando su espectáculo “El último domingo de Marzo” en diversas salas.

Este show cuenta con charlas muy personales y una gran influencia de René Lavand y, tras más de 100 funciones, Paco se enorgullece de haber creado un universo casi propio.

Personalmente señalar que pude disfrutar de algunos juegos de este espectáculo en la SEI, cuando arrasó con ellos en las Olimpiadas Mágicas del pasado verano. Y es de lo mejor que ha podido disfrutar un servidor.

También está trabajando en su próximo número de salón, que intentará sacar después de verano.

 

Se despide con las siguientes recomendaciones para nuestros lectores: Que lean, ensayen, y profundicen en la magia.

Así que, ¡a ello amigos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *