La importancia del tres en las estructuras mágicas

3

¿Cuántas veces has oído que el tres era el número mágico, o que había que hacerlo tres veces porque “así funciona mejor”?

En este artículo explicaré algunas vinculaciones del tres con las estructuras de guión, aplicadas a un juego de magia.

¿Quieres saber más? En ElTaumaturgo.com te lo contamos

Esta vinculación puede estudiarse desde dos puntos diferentes:

En primer lugar, una de las situaciones en las que adquiere gran importancia el tres es la estructura narrativa clásica. Esta no es más que la estructura aprendida por todos nosotros desde la escuela, de Introducción, Nudo y Desenlace, estructura presente en el 95% de las historias, pero también se encuentra en los juegos de magia.

La manera más evidente de detectar esta estructura en magia se da en los juegos narrativos, como el conocido juegos de los Asaltantes. En él en primer lugar se presenta a los personajes (los Asaltantes), a continuación a estos les ocurre un conflicto (viene la policía y tienen que esconderse por distintos puntos de la baraja) y este conflicto se termina resolviendo (la policía va descubriendo a todos, uno a uno).

Por si alguien quiere comprobarlo (o sencillamente disfrutar del juego), a continuación os dejo enlazado un vídeo del gran Tamariz realizándolo.

Sin embargo, está estructura en tres actos está presente en todos los juegos, con las siguientes fases: la presentación de los elementos, la creación de la imposibilidad y la resolución de la misma. Y tenerla en cuenta nos ayudará a clarificar y dar la importancia requerida a cada una de estas fases.

No obstante, cómo indicaba al comienzo, existe otra estructura vinculada con el número tres que resulta de gran utilidad en la magia. Se utiliza constantemente en comedia y se basa en la repetición de una acción o hecho durante tres veces con la intención de crear un patrón (la primera vez), establecerlo (la segunda) y romperlo (con la tercera).

Esto genera una gran sorpresa en el espectador, que puede derivarse hacia la risa o el asombro, dependiendo de nuestras intenciones. Si únicamente se realizara la acción o hecho dos veces, no daría tiempo a establecer el patrón antes de romperlo, por lo que la ruptura y sorpresa sería menor, y si se realizara cuatro o más veces el patrón podría establecerse con demasiada fuerza como para romperlo de forma efectiva.

En magia, esta estructura se puede utilizar tanto en el método como en el efecto.

Un método puede ser tan bueno que aguante una repetición, pero siempre convendrá cambiarlo la tercera vez que lo realices, a fin de sorprender a todos, incluso a aquellos que pensaban que comenzaban a entenderlo. Un ejemplo de utilización en método serían las rutinas clásicas de ambiciosa, donde los dos primeros pases se realizan mediante el doble lift, mientras que en el tercero ya se mete un enfile, dada en segunda o similar.

También puede utilizarse esto en el efecto del juego. El espectador experimenta un imposible, cuando piensa que no hay manera de que eso suceda vuelve a suceder y cuando ya comienza a asumirlo como posible es sorprendido por un efecto aún mayor. Un ejemplo claro sería el clásico juego “pasa pasa” con bolas de esponja, en los que en un primer momento ambas bolas se reúnen mágicamente en la mano del mago, a continuación se realiza el mismo efecto pero en las manos del espectador y por último se realiza una carga final diferente, pudiendo desaparecer de las manos de un segundo espectador ambas bolas, siendo sustituidas por una multitud de conejos o bolas de menor tamaño.

Confío en que este artículo te sea de utilidad a la idea de crear una rutina o, simplemente a la hora de analizar cómo interpretar y realizar un juego ya creado.

Para cualquier duda o comentario respecto a estas ideas, no dudes en contactarme en redes sociales o en editor@eltaumaturgo.com, donde estaré encantado de hablar al respecto.

One Response to La importancia del tres en las estructuras mágicas

  1. […] de la magia (la magia y la creación de historias tienen muchos puntos en común, como puedes ver aquí). Por ello, he elaborado este artículo explicando algunas de estas […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>