Entrevista a Gustavo Raley

raley

Argentino de Buenos Aires, Gustavo, con 4 años, ya estaba realizando efectos de magia asesorado por su padre, el mago Daniel Raley. Fue el ilusionista más premiado en el Flasoma (Congreso Latinoamericano de Magia) de 1998. En 2003 presenta sus creaciones en el Campeonato Mundial de Magia (FISM) celebrado en Holanda. Galardonado como el “Mago del año” en Iberoamérica en el año 2007, combina sus espectáculos de magia con las conferencias y la comercialización de efectos.

¿Quieres saber más? En ElTaumaturgo.com te lo contamos…

Comenzamos la entrevista, realizada a finales de 2016:

1.- ¿Qué tal Gustavo? ¿Con qué proyectos andas actualmente?

Estoy con muchísimos proyectos como siempre. Cada proyecto que voy culminando es la puerta para un nuevo proyecto.  Estoy preparando la temporada de teatro acá en Buenos Aires. Los veranos, que son la temporada de enero y febrero, actúo en teatros de Córdoba, que es una ciudad con muchos espectáculos teatrales, junto a un comediante argentino muy famoso que es Larry de Clay y allí hacemos, ya hace cinco años, temporada. Y después, a partir de marzo, arranco lo que es la gira internacional: estaré todo mayo en Estados Unidos (Nueva York, Los Angeles, Miami) y en abril andaré por España. Sacando nuevos productos, creando nuevas ideas.  Estoy sacando tres nuevos productos muy importantes en el mercado , uno de ellos es único en el mundo de sombras chinescas en un kit con todo preparado, con linterna, pantalla y dvd explicativo. Muchas cosas, también un programa de televisión propio aquí en Argentina. Muchas, muchas cosas.

2.- Con un padre mago será difícil saber en qué momento se despertó tu interés por la magia. ¿Lo recuerdas?

La verdad que sí. Fue algo cotidiano. Con 3 ó 4 años recuerdo ver a muchos magos por la casa: Slydini, Juan Tamariz, Pepe Carroll, hablando de magos internacionales, y de magos argentinos todos. Bueno, todos pasaron por casa en su momento. Yo ahora tengo 43 años y yo jugaba a hacer lo que hacía mi papá, era un juego. Yo le imitaba para hacer un show entre mis amigos y a poquito le fuí  tomando gusto a la magia, le pedía asistirle a él en sus shows, lo acompañaba  en sus espectáculos como asistente y a partir de los 8 ó 9 años empezaba a hacer yo mismo fiestas infantiles para familias. Y ya , a partir de los 13 ó 14 años, quería hablar e indagar más sobre magia, pero la verdad es que no hubo un puntapié de decir desde chiquito  yo quiero ser mago, quiero continuar la tradición de mi familia. Empecé a perfeccionar, a estudiar cosas relacionadas con el arte de la magia pero que no eran de magia: desde marketing, contar al público, teatro, clown, actuación, música, canto, baile, cosas que me enriquecieran como mago. Eso fue, al pantallazo, como fueron mis comienzos.

Lo importante es que nunca me obligaron a ser mago, no me obligaron a coger un mazo de cartas. Nunca fuí a una escuela. La enseñanza fue autodidacta, no había internet, no había escuelas ni tanta difusión como ahora. Todo fue viéndolo a él,  y tratando de ir sacando técnicas, a medida que él me dejaba leer algún libro y estuvo muy bueno el respecto que me hizo tenerle a la magia, porque era como que cada vez que yo iba mejor en el colegio, me daba la posibilidad de leer algo nuevo en magia. El me fue enseñando como ir leyendo y como ir aprendiendo el arte de la magia.

3.- Entiendo que tu padre es una de tus principales influencias. ¿Qué otros magos  han influido en ti?

Desde chico admiré a Tamariz, que fue un gran influyente en mí, estamos hablando en cuanto a magos de afuera. Tuve la suerte de ver a Slydini, a Simada desde muy chiquito, tuve la suerte de verlo y estar con Pepe Carroll en vivo. Pepe fue un gran influyente. Admiro mucho a Gaetan Bloom que me ha marcado la parte creativa, a Kevin Jeans del que hoy en día soy amigo y trabajamos juntos. Fueron personas que en su momento me han influenciado en la forma de pensar en la magia, de crear magia. Mi padre, obviamente, una persona que admiro muchísimo.

4.- ¿En qué momento decides comercializar alguno de tus efectos?

Siempre me gustó ponerle algo personal a mis rutinas. Siempre me gustó que mis juegos y mis rutinas tuviesen algún detalle personal.  Siempre me apasionó inventar magia. Comencé a fabricarlos para mí, empecé a competir a los congresos y a medida que iba ganando premios, ví que los magos me pedían los efectos. A medida que aumentaba la demanda decidí comercializar los juegos.  Mis padres vendían artículos de magia pero yo siempre lo ví como algo empresarial. Al principio fue como una empresa casera todo muy manual. Empecé a invertir en mi trabajo, a contratar gente y a darle un ambiente más empresarial. Empecé, a invertir en maquinaria, logotipos, inyectoras, patentes,  y desde hace 14 años estoy con mis productos propios, con mi línea de productos (mi padre tiene los suyos), relacionados con la vida cotidiana: una lata de Coca Cola, cereales de desayuno o un Gatorade.  Con cosas muy cotidianas poder lograr efectos de magia. Estoy tratando de sacar por año dos ó tres productos nuevos. Son productos que se comercializan en todo el mundo, desde las casas más grandes de magia a mayoristas, y que presento en mis conferencias.

Ha y otros productos que no son comercializados a nivel popular, son productos  que creé, inventé y patenté, pero son exclusivos de algún mago que, en algunos casos, no puedo decir quién, porque no quieren que diga quién los creó y quedar ellos como inventores. Compran la idea y queda ahí.

Y tengo después un montón de productos que no son comerciales, que son para magos y que están en libros y dvds.

5.- ¿De tus efectos comercializados, cuál prefieres?

Tengo muchos. Los creo para mí y luego los comercializo. Cada juego tiene algo muy especial.  Los mamé de chiquitos, los creé,  nacieron de la nada, como un bebé. Como un músico plasma algo que le ocurrió en una canción yo también en cada juego hay algo especial que me ocurrió como un juego  en el que está el nacimiento de mi hijo porque gracias a él pude llegar a ese juego y así en todos. Me gusta mucho el “Supercam”, es uno de los que más quiero, el “Cubo Rubik” también. Lo hago mucho en mis shows. Pero el Supercamp es la justicia del postre, el que más historia tiene y el que más satisfacciones me dio alrededor del mundo. Competí en el nacional de España y gané el premio de invención. Competí  en dos mundiales de magia (FISM).

6.- Hoy en día hay mucho acceso a la magia a través de internet, de comercios generales y de televisión. Hace años era complicado encontrar información y ahora lo complicado es seleccionar entre toda la que hay. ¿Qué aconsejas a aquellos que se inician en la magia?

Tuve la suerte de vivir la época anterior dónde no había nada, no había medios como ahora. Sólo algún que otro libro ó algún juego que aparecía de magia. A diferencia de ahora que está todo muy informatizado. Lo malo de esa información es que no está planteada en el orden correlativo como enseñanza de la magia. Lo bueno es estudiar desde abajo hacia arriba. Hay muchos chicos que vienen a mi escuela de magia que saben hacer juegos pero desconocen los cimientos básicos de la magia. Hay que guiarles y acomodarles para que sepan cómo pensar como mago. Hay diferencia entre hacer magia y ser mago. Hay que poder inculcarles cómo sería la enseñanza para tener una base con la magia. Ese es nuestro trabajo. Hay que enseñar a ser mago, la ética profesional y no copiar de un mago a otro, la piratería, respetarse el trabajo de otro y eso no se encuentra en internet.

El consejo es que vean todo lo que puedan por internet, pero se relacione siempre con un mago profesional para que les pueda guiar, ya sea como escuela ó como charla,  al que puedan acercarse.

7.- Dinos un efecto que no se haya realizado hasta ahora y que te gustaría hacer.

Guau. Es muy difícil, porque hay tantas cosas inventadas. Todos los efectos que fuí ideando los he podido ir realizando. Se hizo mucho en magia. No tengo un efecto, quizás que se acabara el hambre en el mundo, que voláramos más allá…

8.- Argentina es una fábrica constante de buenos magos. ¿A qué crees que se debe?, ¿Aporta alguna característica especial la magia argentina al conjunto de la magia mundial?

La verdad que sí. A los argentinos se nos toma de creídos y de agrandados. La verdad es que sí,  el nivel de la magia argentina es muy bueno. Hay muy buen nivel porque tenemos una buena base a través de Fu Manchu. Fue clave en la magia argentina y tuvo muchos sucesores, muchos discípulos. El mago argentino es muy abierto. No es especialista en algo y te hace de todo. El que hace close up hace cartomagia y escenario, show para chicos, para adultos , en teatro. Es muy abierto, quizás eso es por la forma cultural del argentino que, en general, no es especialista en nada pero hace  de todo, desde jugar a la pelota , cambiar el cable de la luz, hasta cocinar.

Quizás fue porque nos costó mucho tener acceso a cosas, entonces el esmero fue mucho más fuerte e hizo que uno respete más lo que está haciendo.

9.- Nos decías al comienzo de la entrevista que tu próxima visita a España sería en abril. ¿Quedaron temas pendientes en tu último viaje aquí, verdad?

Si todo va muy bien, respecto a los tiempos la idea es estar en abril en España. Tengo muchos proyectos porque el año pasado me quedaron muchos lugares para ir a dar conferencias y shows. Tengo propuestas para ir a Francia y también a Portugal, así que en abril estaré por allí.

Muchas gracias por todo, Gustavo y mucha suerte con todos tus proyectos. Un abrazo.

IMG_20150519_202639

 

One Response to Entrevista a Gustavo Raley

  1. Luciano de Pazos dice:

    Gustavo muy buena entrevista. Me gusto mucho lo que hablastes sobre la etica de los magos y que tienen que comenzar desde abajo para obtener la tecnica y asi pensar como un mago y no un truquista.
    Te envio un fuerte abrazo y felicitaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>