ENTREVISTA AL MAGO MOR

mor 2

Con menos de 25 años, MOR ya ha actuado en cientos de lugares, como la Escalera de Jacob o el Teatro Circo Price y presentado eventos como “UNLEASH2016 – Jóvenes Talentos” de Pangea o “El País con tu futuro”. Por si todo esto fuera poco, frecuentemente agota las entradas para sus espectáculos en La Escalera de Jacob de magia familiar.

¿Quieres saber más? En ElTaumaturgo.com te lo contamos

Hace tan solo dos años que terminó su grado universitario en Pedagogía de las Artes Visuales y Teatro Físico del Movimiento, pero sus inicios en el mundo del espectáculo son mucho anteriores.

Cuando tenía tan sólo seis años, Manuel se vio cautivado por los artistas que veía en el Retiro. En ese momento decidió comenzar a imitarles y, con un pequeño teatro de marionetas, organizar pequeñas representaciones para su comunidad de vecinos. Tras coger algo de confianza marcha al Retiro a actuar, pero cuando la policía ve a un pequeño niño rodeado de un público que le lanza dinero, advierte a su madre de que eso es ilegal, por lo que la actuación termina de manera repentina.

Tras este pequeño incidente comienzan a buscar lugares en los que pueda actuar un niño y así es como descubren el pequeño teatro del Hospital Niño Jesús, en el que actuará durante más de una década.

mor 4

Durante estos años las escuelas de magia resultan demasiado caras para la familia, por lo que, para aprender, MOR empieza a observar y colaborar con todos los artistas con los que puede. Acompaña a otros magos, malabaristas, etc. y gracias a la convivencia con ellos va aprendiendo juegos, técnicas y esos pequeños “trucos” que solo se aprenden en el directo, como el trato con el público.

De esta manera, ya de joven realiza centenares de actuaciones de todo tipo. A los 12 años realiza números de clown por muchos pueblos de Madrid y dos años más tarde ingresa en el Colegio Padre Claret, en el que realizará innumerables actuaciones. En este momento ya contaba con medios técnicos, como un pequeño telón, un micrófono con amplificador, etc.

Recuerda que su primera actuación pagada la realiza para un profesor de este colegio, pero sobre todo participa en todos los eventos de este colegio, llegando a utilizar como voluntario (sin saber quién era en ese momento) al director general de la institución. A los 17 años es contratado por el Parque de Atracciones de Madrid para la inauguración de una serie de atracciones por motivo de Halloween.

 

Otra de las cuestiones que destacan de Manuel debido a su juventud es su experiencia en EEUU. Es cierto que en España podemos afirmar con orgullo que un alto número de magos nacionales viajan y actúan en el Castillo Mágico de Hollywood, pero es interesante ver como un joven mago, que nunca ha asistido a ninguna escuela mágica, puede viajar y desenvolverse en este gran país.

Consiguió llegar a Chicago gracias a un acuerdo de estudio en el extranjero de su universidad, pero esto no resultó sencillo, ya que el grado que estudiaba, debido a su corta existencia (era el segundo año que existía), carecía de este tipo de acuerdos. Por ello, para conseguir esta beca, tuvo que trepar por la burocracia universitaria hasta conseguir hablar con las más altas esferas para conseguir que se firmara un acuerdo de este tipo. Una vez conseguida la beca de estudios, se encuentra sin dinero para pagar el alojamiento, por lo que un hombre tiene que acogerle hasta que logra pasar a vivir con una familia.

Sin embargo y pese a todas estas dificultades, no cabe duda de que aprovechó su estancia allí. Al poco tiempo de llegar participó en un concurso de talentos de la universidad, en el que ganó el primer premio. Esto, además del premio en metálico, le permite darse a conocer, volviendo a actuar en el teatro de la universidad con su espectáculo personal e impartiendo clases de magia para ganar algo de dinero extra.

También aprovecha su estancia en Chicago para contactar con grandes figuras de la magia actual, como Eugene Burger o  Jeff Mc Bride. Este último incluso le invita a su escuela mágica en Las Vegas, incluyendo una pequeña beca. Gracias a esto MOR puede asistir a un taller en esta ciudad, viaje que aprovecha para ver algunos grandes espectáculos, como el de David Copperfield o el de Penn & Teller e incluso para realizar dos actuaciones de calle.

Tras estas experiencias, meses después regresa a Nueva York, para participar en “The watermill center”, organizado por Robert Wilson, un evento de experimentación de las artes escénicas, que se representa en la zona de los South Hamptons para recaudar fondos para causas benéficas.

Al regresar a España, La escalera de Jacob le ofrece realizar el espectáculo Supermagia, que en ese momento se encontraba bajo de público. Manuel lo coge y comienza a trabajar en él, hasta hoy día.

 mor 1

Ante un mago con esta experiencia, nacional e internacional, es obligatorio preguntarle por su opinión acerca del mercado mágico en nuestro país.

En primer lugar, MOR afirma que mercado para espectáculos tiene que haber, ya que el Rey León se llena. Sin embargo, cree que falta una comunicación eficaz en los espectáculos de magia, lo que tal vez podría arreglarse si los estos se unificaran para comunicar.

Para que un espectáculo funcione, asegura, tiene que haber una sala dispuesta a comunicar y un artista tan bueno que atraiga a más gente. Cada persona que acuda al espectáculo tiene que traer tres para los siguientes. También añade que un espectáculo de magia se rentabiliza pasados seis meses o un año, se necesita tiempo, y este es el motivo por el que funciona la programación continuada.

Comenta que en España se puede vivir realizando únicamente actuaciones en sala, con mucho trabajo y el apoyo de esta, pero para que un show sea rentable, se necesita que la media de ocupación ronde el 80%.

Respecto a los shows privados, recuerda que hay que mantener la máxima calidad en el número, citando a Lance Burton “en una fiesta familiar hay que actuar como lo harías en un teatro”.

 mor 5

En este punto, paso a preguntarle directamente por el éxito actual del espectáculo Supermagia (con un lleno completo en muchas actuaciones y una calificación de 9.3 en Atrápalo y 9.57 en La Escalera).

Una de las claves es lo trabajado de los números, algunos de los cuales lleva realizando diez años (introduciendo pequeños cambios en función de la audiencia).

También recalca la importancia de trabajar desde la emoción. “La gente se enamora del personaje, pero también de la persona”. Esto es lo que consigue que el público acabe el show afirmando “yo te voy a ayudar”, que vivan el éxito del espectáculo como algo propio.

 

Le pido algunos consejos de marketing, para los magos que quieran convertirse en profesionales.

En primer lugar, aconseja actuar en todo lo que se pueda, para pulir el número. Antes de centrarse en vender el producto, hay que darle calidad. No tienes que venderlo, sino conseguir que la gente que lo vea quiera volver a verlo o contratarlo.

Tienes que hacer tu número lo mejor posible, porque nunca sabes si en tu audiencia habrá un público potencial, alguien que pueda contratarte posteriormente si le gustas. Por ello tienes que hacerlo lo mejor posible y llevar tarjetas, para que de un bolo te salgan tres.

No solo tienes que tener información de contacto, también hacerlo tan bien que quieran contratarte. Es aconsejable hacer un poco más de lo que esperan de ti, llevar un pequeño regalo al niño, estar algo más de tiempo de lo establecido…

 

Ya terminando y para que los magos que están empezando vean que hasta lo profesionales han tenido malas actuaciones, le pregunto por su peor actuación.

La primera anécdota, trata de una vez que trató de realizar un número en el que se atraviesa la cabeza de un espectador con espadas. La voluntaria resultó tener una cabeza muy grande, lo que impedía el funcionamiento del juego. Sin embargo, pese a que el juego no pudo realizarse correctamente, hablando posteriormente con parte del público descubrió que la impresión general del show no había quedado tan dañada como él pensaba. De esta anécdota aprendió que las impresiones nos pueden engañar, y la sensación que tenemos en escena no siempre es la misma que la del público en sus butacas.

La segunda le sucedió en EEUU. En una actuación en que realizaba un juego con papel flash, accidentalmente quemó parte del pelo de una espectadora. Afortunadamente pudo apagarlo de manera rápida y mantener la tranquilidad en el público. La moraleja de esta anécdota es que hay que ensayar cada cambio que introduces a un juego, pues tan solo variar la cantidad de papel flash ya puede dar lugar a hechos como este.

mor 3

Por último, le pregunto por algunos de sus nuevos proyectos.

Actualmente está empezando como profesor de un MBA internacional en Alicante, sobre liderazgo, comunicación, persuasión, creatividad… Ya había trabajado como profesor de comunicación en distintas ocasiones y actualmente quiere orientarse hacia todo el sector de la formación.

También está muy interesado en el mundo de la improvisación y como utilizarlo para el desarrollo creativo.

Y, por supuesto, continúa con sus espectáculos privados y en La Escalera de Jacob.

(Tras realizar esta entrevista actuó en la Noche de los libros de Madrid).

 

¡Sin duda habrá que seguirle la pista los próximos años!

 

Pd: Tras la realización de esta entrevista y antes de su publicación, Manuel actuó en La Noche de Los Libros, en Madrid y recibió el primer premio en la I edición de Speaker Talent.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>