¿Por qué los magos ocultamos el secreto?

Todo el mundo entiende que “un mago nunca revela sus secretos”. Y, por supuesto, no lo hacemos. Pero, ¿has parado a preguntarte por qué? En ElTaumaturgo.com, te lo contamos.

El secretismo es sin duda una de las principales características de los magos. De hecho, corren numerosas leyendas urbanas sobre juramentos realizados al introducirse en el mundillo o comenzar el aprendizaje (a más de un profano he oído decir que yo no podía revelar cómo se hacían los juegos por este motivo).

Sin embargo, me parece interesante dedicar unos minutos a pensar el porqué de esto.

 

Una de las razones que podríamos dar sería: “No revelamos el cómo se hace, porque si no el espectador podría hacerlo.”

Según esta teoría, YouTube es nuestro enemigo mortal. Porque hay gente que sí revela los juegos, y los cuelga allí. Por lo que cualquier espectador que quisiera saber cómo hacer un juego, tan sólo tendría que dedicar un par de minutos a buscarlo en esta plataforma.
De esta forma, y como se temía hace unos años con la explosión de este medio, YouTube sería nuestro final. Nunca podríamos hacer un juego que no fuera de nuestra propia invención, ya que seguramente el espectador hubiera visto en YouTube como funciona o, si no, lo miraría nada más terminar.

Sin embargo, años después, resistimos. Es cierto que algunos de mis alumnos (contra todas y cada una de mis indicaciones) buscaron cómo realizaba algunos de mis juegos (aquellos que aún no les enseño), pero esto no se ha convertido en algo cotidiano, al menos para mí.

 DSC_0150

Lo que nos lleva a otra posible razón, la cual personalmente es mi preferida. “No revelamos el cómo se hace, para que el efecto sea interesante.”

Una de las anécdotas que más me ayudaron a elaborar esta teoría, fue una actuación de magia callejera que vi cuando estaba iniciándome, en Cape Cod (EEUU). En un momento dado, el mago realizó un juego con una moneda que desaparecía y aparecía en sus manos. Desgraciadamente, al estar el público en un corro, algunos de nosotros estábamos en mal ángulo y pudimos ver “el truco”.
Sin embargo lo interesante es lo que sucedió a continuación. El mago se dio cuenta, se giró y se disculpó ante nosotros, porque no habíamos podido disfrutar del efecto. No estaba molesto porque supiéramos cómo se hacía, sino porque no habíamos podido disfrutar de la ilusión.

Porque realmente, como siempre cuando me preguntan cómo se hacen los efectos, los espectadores no quieren saber cómo se hace. Sencillamente porque sí lo saben, no hay magia.
Esto es claro, si dices que un lápiz se va a elevar en el aire y luego lo levantas con la mano o le atas una cuerda y tiras de ella, a nadie le gusta ni le parece interesante. Pero si logras que se eleve sin explicación aparente, entonces es magia. Y es interesante.

 

La vinculación del secreto y el interés es sin duda un tema apasionante, que intentaremos tratar posteriormente, pero por ahora terminaré el artículo señalando una ventaja extra de la segunda teoría.
Si ocultas el secreto para preservar la ilusión de los espectadores, trabajan con ellos. Si lo hacer para que no sepan cómo hacerlo trabajas contra ellos. Y aunque esto tan sólo sea un pequeño matiz filosófico, puedo asegurarte que se transmite en la magia y el trato al espectador.

No olvidemos que estamos allí (sobre todo cuando nos contratan para ello) para entretener y asombrar a los espectadores, no para lucir nuestras habilidades y conocimientos. Por lo que trabajar a favor de los espectadores siempre será una gran ventaja.

One Response to ¿Por qué los magos ocultamos el secreto?

  1. Fabians dice:

    Muy bien, excelente explicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *