Entrevista a Darío Hueta

Mago, empresario y monologuista valenciano. También profesor y presentador mágico, alterna su participación en el circuito Café-Teatro de Valencia y Castellón con apariciones televisivas, sobre todo en el programa V7Show de quique Peña.

 

¿Quieres saber más? En ElTaumaturgo.com te lo contamos.

Comenzamos:

Hola Darío. Como dices habitualmente lo que más te gusta es la magia familiar. ¿Por qué motivo?
Me fijé en como trata Disney a su público, hace ver que tiene productos para niños, que encantan a los mayores, o .. tal vez tienen productos que encantan a los mayores y llevan a los niños como excusa, jeje.
El caso es que eso es algo que siempre me ha fascinado, la fórmula que tienen para llegar a todos.
Aunque por supuesto no tengo los recursos de Disney, persigo lo mismo, que un público muy amplio disfrute del espectáculo

Te aficionaste a la magia a los 17 años. ¿Cuál fue tu primer contacto con la magia?
En esas fechas acceder a la magia era muy complicado ( internet no existía) y no es que hubiera pocas tiendas, es que no podías ni tan siquiera saber si existían. Hoy en día accedemos a cualquier información que queramos saber desde nuestro teléfono, no hace tanto, eso era impensable.
La magia me gustaba desde pequeño y mi padre me enseñó algunos juegos muy sencillos con cartas. Muchos años después coincidí con una persona que iba buscando un local para alquilar, y cuando le pregunté que para que lo iba a utilizar, me dijo “ Voy a poner la sede de la Sociedad Española de Ilusionismo en Valencia”
Y ahí… empezó todo

Combinas magia y humor a través de los monólogos en tus actuaciones, haciendo un pequeño monólogo anterior a cada efecto y manteniendo un hilo argumental con ellos. ¿Cómo consigues el equilibrio para que el humor no se coma la magia o viceversa?
Bueno en cada espectáculo persigo una cosa, tengo alguno que es más humor que magia, otros que son mas magia que humor, y alguno de magia un poco más sería.
El equilibrio muchas veces se consigue poniendo los juegos en el orden adecuado. Al principio me pasaba que la sensación del público era que se lo habían pasado muy bien y la magia quedaba en segundo plano, después
cambie el orden para que lo mas cómico estuviese en la primera mitad y lo mas impactante y “serio” en la segunda mitad.
Haciendo exactamente lo mismo la sensación es distinta y lo que recibo del público es “ que bien lo hemos pasado, y encima es buen mago”
Creo que es bueno hacerse preguntas, y una de ellas es.. ¿que quiero con mi show?

¿Qué magos, nacionales e internacionales, admiras más y cuáles te han influenciado en mayor medida?
A nivel nacional puedo nombrar a muchos, pero para mi los que mas me influyeron son y serán, Juan Tamariz, Anthony Blake, Magic Andreu y Pepe Carroll, con especial mención a Pepe Regueira. En su momento nunca hubiera pensado que compartiría mesa o escenario con ellos.
A nivel internacional creo que mi generación le debe mucho a David Copperfield. Ver en todos los noticieros del mundo que iba a hacer desaparecer la Estatua de la Libertad, es algo que te marca.

¿Eres partidario de que algunos efectos clásicos están ya muy vistos y lo mejor es renovarlos por otros más actuales?
No lo creo, todos sabemos que hay efectos de toda la vida que siguen funcionando. La cantidad de personas que han visto magia en directo es muy poca en comparación con otro tipo de espectáculo, y lo bueno, siempre es bueno.
Lo que creo que hay que mejorar e innovar ( muchos magos ya lo hacen) es en la puesta en escena, y el vestuario. Ese aspecto merece una revisión mas moderna.
¿Cuál es la principal diferencia entre una actuación en un café-teatro y otra en televisión?¿Cómo se afronta cada una?
Son completamente distintas. En la televisión controlas muy poco la situación, los planos los elige otro, las cámaras te rodean, el público está en un lateral, el presentador o el invitado te interrumpe etc etc.
Haces lo mejor que puedes pero tienes que estar pendiente de tantas cosas que es bastante incomodo.
En un café teatro, tu controlas “todo” interactúas con el público, sabes el espacio que tienes, los ángulos etc etc, haces el show y además lo disfrutas.
En la tele es mas difícil disfrutar
Has participado en la elaboración del libro “Magia de escenario sin complejos”. ¿Cuál ha sido tu principal aportación?
Hace unos años presencie un número de un cómico en Las Vegas que no tenía nada de magia.
Le pedí permiso para adaptarlo ( me pidió que no lo hiciera en televisión ) y le añadí cosas mías además de ponerle una parte de magia
Pronto me di cuenta que algunos magos veían mi numero y lo copiaban, por lo que decidí publicarlo, para que los demás pudieran hacer sus variaciones y dejar constancia de que al menos ese conjunto era mío.

Dinos un efecto de magia, todavía no realizado, por muy imposible que parezca, que te gustaría poder hacer algún día.
Yo creo que el efecto mas grandioso es que una persona pueda crear la ilusión de volar, en cualquier lugar.
¿Qué tipos de efectos crees que son los que prefieren los espectadores actualmente?
Yo defiendo lo efectos dinámicos, entretenidos, que sorprendan pero que no tengas que pensar demasiado.
Me fijo mucho en el cine, y las películas de ahora suelen ser más rápidas, más dinámicas, pasan muchas cosas en poco tiempo.
Creo que el público actual no aguanta bien un juego que dure demasiado, o que tenga que pensar mucho.

¿Qué consejo das a los que comienzan a aficionarse a la magia relativo al tiempo dedicado al ensayo de los efectos mágicos que quieren conseguir?¿Cómo deben organizarse?
El ensayo consta de dos partes.
Una de ellas es la técnica en cuestión del juego, y el tiempo es nada mas y nada menos que el que sea necesario, para su correcta ejecución.
Habría que prestar algo más de atención a la charla, los movimientos, la misdirection, eso creo que se ensaya poco.

¿Se ha perdido o disminuido mucho hoy en día la capacidad de asombro? ¿Cada vez está más difícil poder sorprender a los espectadores?
Claro que si. Al final todo se trata de información, los magos siempre sorprendemospor que disponemos de una información que el público profano carece.
En el siglo pasado el acceso a la información era tan limitado que cualquiera con un poquito más podía sobresalir.
Hoy en día, el público esta más formado y ha visto mucho más, por lo que no es tan fácil hacerlo

¿Cuál es tu opinión sobre la indumentaria que debe llevar un mago en sus actuaciones? ¿Ropa normal formal ó informal? ¿Especial?
Realmente cuando uno se sube a un escenario tiene la ventaja de convertirse en un personaje, y cualquier cosa valdría siempre y cuando vaya acorde con el show.
Pero creo que debe ser meditado, y escoger sabiamente la imagen que quieres transmitir.
Incluso con ropa “normal” debería ser tu propio uniforme siempre, algo con lo que te puedan identificar.
Juan Tamariz, por poner un ejemplo es claramente identificable sin llevar nada especial, pero no lo imaginas actuando con chándal o con smoking, tiene su propia imagen.

Esto ha sido todo Darío. Muchas gracias por tu tiempo.

Gracias a ti, saludos
Darío Hueta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *