ENTREVISTA A VICTOR CERRO

Natural de Plasencia al mago Victor Cerro se le conoce sobre todo como el Mago de los Grandes Desafíos. Tachado de “loco” por los profesionales y compañeros de la magia, Victor Cerro ha hecho aparecer una avioneta, se ha congelado batiendo todos los records, y habitualmente se le puede ver colgado a alturas imposibles maniatado con camisa de fuerza. Aunque no le gustan las etiquetas, este que firma esta entrevista, se atreve a llamarle el Criss Angel español (pero sin truco de cámaras). Un mago auténtico hecho a sí mismo. Me congratulo de tenerle entre mis amigos y le debo todo lo que sé sobre este maravilloso arte escénico: la magia. Esta es nuestra charla en un Vips del centro de Madrid.

¿Quieres saber más? En ElTaumaturgo.com te lo contamos…

P.- ¿Cómo comienza todo?

R.- De pequeño vi a un mago, amigo de mi padre, hacer desaparecer un cochecito de juguete que yo tenía delante de mis ojos. No dormí durante días y ya no había vuelta atrás: sería mago.

P.- ¿Cómo lo conseguiste?

R.- Por chantaje. (Risas) Me dijo que no me enseñaría magia, porque la magia no se enseña, pero que me guiaría por los principios mágicos si aprobaba todas las asignaturas del cole. Así que como lo deseaba tanto, estudié a pesar de ser muy mal estudiante y gracias a eso me guió en la magia. No me enseñó trucos si no cómo amar y respetar la magia y su espíritu. Me dio a conocer los libros básicos y así empecé.

 

P.- ¿Y has sido siempre autodidacta?

R.- Sí, antes no había muchas más opciones. Empecé con la cartomagia antigua y de ahí pase a la magia de salón.

P.- ¿Entonces cómo llegaste al mentalismo? Porque es una de tus disciplinas favoritas y junto con los desafíos casi la que más practicas.

R.- Pues fue muy curioso. Vi en la tele, en el Un, Dos, Tres a un señor de negro que le pidió a otro que pensara un número y acto seguido lo escribió en un papel antes de que se lo dijera en voz alta, y flipé… me quedé alucinado. Y no creí que fuera una rama del ilusionismo, de hecho me puse a estudiar Telepatía, etc., hasta que me lo descubrieron otros magos y desde entonces, me dirigí por completo casi al mentalismo.

P.- Pero, llegaron las grandes ilusiones…

R.- Sí, siempre casi he querido que la magia llegara al público de forma directa, envolvente y las grandes ilusiones me permiten gracias a la música, a lo teatral y a la  espectacular puesta en escena, poder crear esa emoción en el público. O al menos espero lograrlo cuando las hago.

P.- ¿Y cuáles son tu referentes en la magia?

R.- No son magos, casi nunca lo han sido aunque admiro a muchos compañeros. Pero, por ejemplo, en escapismo mi referente no es Houdini, no, mi referente es el Lute.

(Estallamos en risas)

R.- Lo digo en serio. En cuanto a mágica composición de luces, pues un pintor, como Turner. Es decir la magia debe beber de otras artes para enriquecerse igual que la magia acaba surgiendo de las obras de arte.

P.- Bueno, ¡lo del Lute si que fue arte, desde luego!

(Volvemos a reír)

P.- Pero entre los magos, ¿quiénes te marcan? Imagino que Blake, sin duda, como comentabas antes…

R.- Blake, claro está. Mago Antón y Juan Mayoral por su originalidad. Nunca les quise imitar aunque inevitablemente cuando haces mentalismo Blake es el referente.

P.- Eso te iba a preguntar, ¿existe alguna forma de no imitar a Blake haciendo mentalismo que no se llame Derren Brown?

(Risas)

R.- Tiene que haberla. De hecho ahora se mezcla mentalismo con humor y aunque yo no le veo, y nunca lo haría, funciona muy bien.

 

P.- Yo sé que no te gustan las etiquetas, pero tienes que ser consciente que prácticamente no hay magos en España que hagan las locuras, los grandes desafíos que tú haces. Tienes el récord en congelación en España, por ejemplo. ¿Eres un poco el Criss Angel español?

R.- Lo que me gusta de mis desafíos no es la parte mágica, intento que si tengo que escapar la gente lo vea, si tengo que ser atropellado, no me meto en una caja, si no que quiero que la gente lo vea, o si soy congelado, esté a la vista. Es decir se puede comprobar que estoy ahí mismo haciéndolo. Y eso en parte te lo debo a ti…

(cara de estupefacción del entrevistador, o sea yo)

R.- Sí, porque un día me dijiste que la mayoría de los juegos en magia (evidentemente) se hacían ocultos por algo, la caja, el pañuelo, la cortina… y pensé, es verdad, todo se debería poder ver al descubierto, la magia delante de los ojos del que mira. Y por eso creé una ilusión de la que estoy muy orgulloso que se llama DAM y es la aparición de la nada de mi compañera y maga Patri Zenner a la vista del público si ser tapada por nada. De hecho se ve la formación de Patri como si de un holograma tridimensional se tratase, hasta que se completa y es ella en carne y hueso.

P.- Sí, doy fe. Yo la he visto y es genial.  Y para ir acabando… ¿qué echas de menos en la magia?

R.- Recuperar la imagen de la magia como algo de valor y arte, que no se nos vea sólo como animadores de bodas y comuniones. Hay mucho que aportar a la magia para que crezca y se enriquezca. Con nuestra experiencia de trabajo juntos en el espectáculo de LA PENSION MALDITA aprendimos lo mucho que el teatro le presta a la magia y viceversa. Ese es un ejemplo claro de que debemos abrirnos a nuevas disciplinas, como el teatro, para no dejar de sorprender e ilusionar al público, que es de verdad nuestro motor.

P.- No hace falta que te diga que ha sido un placer y un honor poder charlar de magia contigo que has sido mi mentor en mi incursión en el mentalismo. Y sobre todo poder acercar a los que nos leen una entrevista en la que descubran a un Victor Cerro que a lo mejor no conocían, espero haberlo conseguido en parte. Y por cierto, la merienda la pagas tú.

(Risas….)

Raúl de Tomás.

One Response to ENTREVISTA A VICTOR CERRO

  1. […] Y siguenos en Facebook: http://www.facebook.com/teatroelpsicopata Entrevista a victor por raul de tomas: http://www.eltaumaturgo.com/?p=958 Compártelo:FacebookTwitterCorreo electrónicoMe gusta:Me gustaSe el primero en decir que te […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *