Arte y poesía en la iluminación escénica

arte

El pasado día 13 de Febrero, Luc Lafortune, que ha diseñado para los mejores espectáculos del Circo del Sol (además de otros artistas míticos como Peter Gabriel o Eagles), impartió un seminario sobre Arte y Poesía en la iluminación escénica… Alberto A.Cruz, diseñador de iluminación que actualmente trabaja en el Teatro Real de Madrid, estuvo allí y ha tenido la gentileza de cedernos su crónica.

¿Quieres saber más? En ElTaumaturgo.com te lo contamos…

Luc Lafortune ha diseñado para los mejores espectáculos del Circo del Sol (además de otros artistas míticos como Peter Gabriel o Eagles).

Hoy en su seminario sobre Arte y Poesía de la iluminación escénica nos habla de su trayectoria como diseñador de iluminación de espectáculos y sobre todo analizamos el concepto de la creación de la luz en sus dos espectáculos mas emblemáticos: KÁ y O. Ambos se representan en Las Vegas, en dos teatros construidos especialmente para albergar únicamente dichos espectáculos. En el caso de KÁ, al entrar al recinto nos encontramos con una estructura de pasarelas y columnas que recuerda en ocasiones un templo budista y en otras una fábrica, según la iluminación ambiente que reciba.

No hay escenario, todo transcurre por las torres, pasarelas y una “pequeña” plataforma de 8×8 metros que gira sobre si misma llegando a precipitar a los artistas al vacío. La idea es presentar la vida continuamente al borde del abismo, vértigo, como en esos sueños donde caemos y queremos aferrarnos a la almohada o a donde sea con tal de impedir nuestra caída.

En el caso de “O” tampoco hay escenario de tarimas, en su lugar hay una gigantesca piscina desde la que emergen los artistas para ejecutar sus acrobacias y a la que terminan cayendo para desaparecer definitivamente bajo el agua.

 

A Luc Lafortune no le interesa mostrar en sus diseños su personalidad o decir quien es, tanto como plasmar Arte en sus diseños. De tal manera que para el espectáculo de “O” optó por documentarse en el surrealismo de la pintura de Salvador Dalí y el estilo Naif de Chagall. Consiguiendo un resultado único mediante la inspiración, no la copia.

image

A Luc, de pequeño, se vio obligado (como todos) a estudiar química, matemáticas y física, asignaturas que él consideraba que no le aportaban nada a su vida, así pues cuando tuvo edad para elegir sus asignaturas en los estudios superiores, optó por interpretación, teatro y psicología, motivo por el que que en sus diseños sobre todo se interesa por los sentimientos humanos.

image

En sus estudios de Artes Escénicas, al descubrir la iluminación de un espectáculo se vuelve a encontrar con la física, la óptica, la electricidad y las matemáticas (ángulos de las lentes, cálculos de luz, …) lo que no le funcionó en absoluto a la hora de ponerse a diseñar. Según su experiencia, todo esto le suponía limitarse con conocimientos. Según sus palabras: “Cuando no sabes nada, todo es posible”, pruebas para intentar conseguir lo que quieres y sucede EL DESCUBRIMIENTO.

Su parte de razón no le falta, cuando diseñas, la elección que has hecho sobre los gobos, colores y texturas, es lo último sobre lo que quiere oír hablar un director. En su lugar se habla de las emociones que transmite cada escena en cada acto, así pues los términos que van a marcar el proceso de creación de la obra son “fuego”, “efímero”, “industrial”, “metal”,… Palabras que se convierten en imágenes para el iluminador y mas tarde en escenas.

image

A Lafortune, trabajar en un proyecto como los del Circo del Sol le supone además una dificultad añadida pues si ya es complicado comunicar algo al espectador usando un tipo de lenguaje no verbal, mucho más difícil es hacerlo usando el lenguaje del número acrobático. Otro aspecto que define la personalidad de Luc es su afición por comprar pequeñas obras de arte, en su mayoría abstractas y si hay algo que detesta es cuando llega alguien a su casa y le comenta algo que le inspira alguno de sus cuadros; cuando esto sucede le cambia la percepción de la obra y ya no es capaz de volver a sentir lo mismo que le inspiraba al principio pues ya está condicionado por la opinión de un tercero. Fiel al sentimiento de que nadie debería decir a nadie lo que tiene que sentir al admirar una obra de arte, Luc Lafortune no pretende decir a cada uno de los 2000 espectadores que presencian su espectáculo lo que tienen que sentir al ver su iluminación.

image

¿De qué manera puede alguien que no tiene formación como iluminador, realizar diseños tan ensoñadores y sacar adelante una partida tan comprometida como es la iluminación en proyectos tan ambiciosos, y donde hay en juego millones de dólares? Lógicamente rodeándose de un equipo de ayudantes que le resuelven técnicamente toda la labor luminotécnica del espectáculo.

image

Para trabajar a la manera Lafortune hay que tener mucho talento y también un poco de suerte que te permita desarrollar tu creatividad en una compañía que destaca por sobre todo por la filosofía con la que el Circo del Sol dota a todos sus proyectos escénicos. Luc se encuentra en el camino correcto, más que ningún otro diseñador, al suplir la falta de conocimientos técnicos con el respaldo de su equipo, y centrar toda su energía en el dominio de las corrientes escénicas, y el conocimiento de los sentimientos humanos. No hay duda de que en sus diseños consigue resultados increíbles y que nos encontramos ante un gran artista de la iluminación.

Alberto A.Cruz
Diseñador de Iluminación.

Información extraída de http://escenamagica.wordpress.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>