Entrevista a Manuel Cuesta

Hace unos días, tuve la oportunidad de entrevistar en la trastienda de MagosArtesanos a Manuel Cuesta, uno de los magos que más sabe de magia en nuestro país. Avalado por más de tres décadas de magia, ha actuado en cuatro continentes y es miembro, tanto de la Escuela Mágica de Madrid, como de la Psychic Entertainers Asociation (USA).

¿Quieres sabes más? En ElTaumaturgo.com te lo contamos. Lo primero que le pregunto es de qué trata esta asociación americana, que resulta ser un club para mentalistas, similar a la Escuela Mágica de Madrid, solo que mucho más hermético.

El conocimiento y los secretos que se transmiten en él, solo pueden ser conocidos por sus miembros, al igual que la revista o los seminarios, a los que no puede acceder nadie externo. Según afirma Manuel, esto hace que los miembros cuenten allí sus mejores secretos, al saber que únicamente van a ser conocidos por un número pequeño y controlado de personas.

A continuación, pasamos a hablar de sus orígenes en el mundo de la magia. Cuenta que su primer impacto tuvo lugar a los 8 años, cuando vio a un mago por televisión, aunque no empezó aficionarse realmente hasta unos años más tarde, cuando decidió comenzar a aprender, junto con un vecino suyo que compartía la afición.

En aquello época, en Galicia, la magia no estaba bien vista, y la información que llegaba para aprender era muy escasa. Comienza estudiando con unos pequeños librillos de una editorial argentina y posteriormente encuentra algunos libros de magia en la biblioteca de su localidad y en el bibliobús (un autobús que pasaba por los pueblos, a modo de biblioteca móvil).

A los doce años realiza su primera gran actuación, en un escenario frente a 200 espectadores, y a los catorce conoce al Mago Antón, quien comienza a tutelarle. En contra de lo que sucede muy a menudo actualmente, dónde los magos suelen iniciarse con la magia de cerca, en sus inicios Manuel realizó magia de escenario y salón, ya que el concepto actual de magia de cerca es muy reciente.

Recordando esos tiempos, afirma que, pese a que la dificultad para aprender era mucho mayor, la falta de magos en Galicia por aquella época, tenía ciertos aspectos positivos, como que “al haber pocos magos, tenías  que ser tú mismo.” Además, esa dificultad hacía que los magos que comenzaban a estudiar, lo hicieran con una gran ilusión. Actualmente empiezan en la magia miles de personas, pero tan sólo unos cientos continúan, tras ver el esfuerzo que supone.  

Le pregunto si considera que tiene alguna especialidad en la magia, a lo que responde categóricamente que no. A pesar de ser más conocido por su dominio de la magia con monedas o el mentalismo, Cuesta afirma que cuánto más elementos se manejen, mejor, ya que un espectáculo tiene que ser variado. “Solo unos pocos maestros, como René Lavand o Tamariz, son capaces de mantener tu atención una hora con tan solo unas cartas.”

Hablando sobre el tema, afirma que actualmente, hay demasiada especialización temprana. El artista ha de ser equilibrado y actualmente se tiene a los extremos (el mago más gracioso, el mejor cartomago, el mejor numismago…). Así mismo afirma que cuantas más cosas se sepan, mayor sinergia se desarrollará entre ellas, lo que es de gran ayuda en un espectáculo o, simplemente, a la hora de continuar aprendiendo.

También recomienda investigar algunas artes afines, especialmente el clown y la música, la cual afirma que es muy beneficiosa para la magia, no solo por el sentido del ritmo, sino también porque aumenta tu sensibilidad artística. Por último afirma que, lo más complicado de combinar la magia con artes afines es que no generen interferencias, es decir, que no impostes la voz por haber hecho teatro, o similar.

Pasamos a hablar de mercado mágico actual, cuando le pregunto si cree que hay público actualmente para los espectáculos de magia.

También aquí es firme, afirmando que “Siempre se ha podido vivir de la magia”, incluso cuando él empezó y este arte estaba mucho peor visto que actualmente. Sin embargo, para llenar un espectáculo no basta con el dominio de la magia únicamente, también se necesitan buenas acciones de marketing y publicidad, sobre todo considerando la enorme cantidad de ocio para elegir que hay actualmente.

Al pedirle algún consejo para gente que esté empezando, me obsequia con dos. El primero es la importancia de la paciencia, no querer correr en la transformación de aficionado a profesional y comenzar a actuar sin cobrar: “Si pides que te paguen como a un profesional, te exigirán como a un profesional, y eso es mucha presión”. Y hace un especial hincapié en la importancia actual de aprender idiomas, no sólo para poder actuar delante de un número de gente mucho mayor, sino para poder aprender y formarse, ya que la mayoría de material aún no está traducido al español.  

libro-monedas-in-crescendo

Por supuesto, no se puede hablar con Manuel Cuesta sin mencionar su gran obra, Monedas in crescendo.

Manuel me cuenta que la idea de este proyecto surge cuando Félix La Font le pide una conferencia de monedas. Él comenzó escribiendo las ideas en un post-it, que enseguida se le quedó pequeño y pasó a escribir unas notas de conferencia, que se convirtieron en la primera edición del libro.

Y con cada edición posterior, el libro ha ido aumentando. Hasta la tercera edición se le conocía como “el Canuto con monedas”, y actualmente se describe como una enciclopedia progresiva de monedas, incluso con vídeos. Además de toda la teoría, incluye 100 juegos, difíciles de encontrar y progresivos.

Ya en la recta final de la entrevista, le pregunto por su peor actuación hasta la fecha, con el fin de que, aquellos que estén comenzando en el mundo de la magia y hayan tenido una mala experiencia, vean que incluso los más grandes tienen actuaciones así.

Con todos sus años de experiencia, cuenta con innumerables anécdotas, como actuaciones en las que le han abierto el telón mientras aún estaba preparando un juego, juegos que, justo al cogerlos para realizarlos se le estropean o cartas a la cartera en las que la carta no entraba bien y hubo que repetir el movimiento de cobertura una y otra vez.

Recuerda una vez, en sus inicios, en la que, realizando magia en un asilo, comenzó a ver que los ancianos hablaban entre ellos y dejaban de prestarle atención. Al preguntar a uno de los cuidadores a qué se podía deber, este le respondió que se le había olvidado decirle que los tenía que haber hablado más alto, ya que muchos de los ancianos no oían bien.

Como consejo para superar casi todas estas situaciones, nos deja la siguiente frase “Cuando una cosa sale mal, nunca debes quedarte quieto, sino reírte con el público”, atribuida a Fu Mang Chu.

Por último, le pregunto por nuevos proyectos, a lo que responde que en Enero estrenará un nuevo espectáculo, llamado “Wunderkammer Madrid”, junto a Jorge García (The Jack); un formato diferente al habitual, “El estudios de las maravillas”.

Y, como novedad exclusiva, me informa de que actualmente tiene varios libros a medio escribir, así que… ¡quedamos a la espera de ellos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *